Servicios

EXTRACCION

Cuando no es posible restaurar un diente porque está infectado, dañado o hay una erosión severa, la mejor avenida de tratamiento es, en muchas ocasiones, la extracción. Una extracción es el acto de remover un diente de su alveolo. Si el diente está dañado, como es el caso con la mayoría de las muelas de juicio, el dentista hará una incisión que cortará a través del hueso de la mandíbula y el tejido de las encías para poder tener acceso directo a este diente. Este tratamiento lo lleva a cabo un dentista o un cirujano bucal y requiere cierta atención post tratamiento para asegurar que haya una recuperación apropiada. Sigue leyendo para conocer más sobre el proceso de la extracción dental, el tratamiento y cuidado.

¿Por qué necesitarías que se extraiga un diente?

Las extracciones son necesarias cuando un diente cuenta con una erosión severa, está dañado, infectado o ha sufrido algún trauma y no puede repararse por medio de un procedimiento restaurativo. Un diente no puede permanecer en la boca si está severamente erosionado ya que corre el riesgo que la infección se esparza o deteriore los otros dientes. Por esto, es mejor extraer el diente que ha sufrido el trauma o daño.